Responder al tema  [ 9 mensajes ] 
NEGATIVO 
Autor Mensaje
Senior Member

Registrado: 31 Dic 1969 19:00
Mensajes: 4526
Ubicación: .
Nota NEGATIVO
Adán estaba sentado sobre un tronco en forma de trono, que el oleaje había empujado hasta las rocas grises en la orilla del mar.

Tenía seis años, era pálido, sus cabellos exhibían un corte cepillo y los ojos tenían un raro color violeta mustio.

Se levantó y comenzó a caminar a lo largo de la orilla, las manos hundidas en los bolsillos de la chaqueta.

Dio vuelta a una ligera curva de la playa. Delante de él podía ahora observar un gigantesco tronco quemado por el sol. Al lado, sobre la arena húmeda, destacaba un objeto verde y brillante. Era una botella parcialmente enterrada en la arena, de forma muy extraña. Parecía muy vieja.

Adán la recogió. Sus dedos hicieron saltar con pericia, parte de la laca dejando al descubierto el corcho ennegrecido. Trató de quitarlo, y la botella comenzó a vibrar, de pronto, se oyó una fuerte explosión, y una fracción de segundo después, de la botella salió un relámpago cegador. Adán gritó, la botella le saltó de las manos. Desde un punto cercano surgió una carcajada. Pero no había nadie alrededor

Adán se levanto y miró su entorno con aire furtivo… Tenía miedo.

De pronto la carcajada cesó y llegó a sus oídos una voz no natural que surgía de la nada… igual que la carcajada.

—Deseo, quiero y ordeno.

—¿Qué? —dijo Adán—, ¿dónde está Usted?

—Aquí —dijo la voz—. En el viento.

—Pero no le veo.

—Nadie puede verme. Soy Zevahc el jefe de los genios. Fui encerrado en una botella por el mago Zerep. ¡Pero ahora soy libre! Por tu gesto serás recompensado. De acuerdo a la tradición, yo haré realidad tres de tus deseos. Deseo quiero y ordeno son las palabras que abrirán la puerta de tus sueños. Pronúncialas cuando quieras. Yo escucharé y obedeceré. ¿Recuerdas las palabras verdad?

—¡Sí! las recuerdo. Se escuchó de nuevo la carcajada.

—¡Zerep, ya he obtenido mi venganza!

Adán comenzó a correr para alejarse del tronco y de la botella vacía. Siguió corriendo hasta ver una casita blanca- Se dirigió hacia ella. Una mujer salió de la casa y corrió a su encuentro.

—¡Por Dios, Adán! ¿Adónde estuviste? ¡Estaba muy preocupada!

—Fui a la playa, cerca de los arrecifes… Encontré una botella. ¡Dentro había un genio! Me concedió tres deseos.

—¡Adán! ¿De dónde sacaste ese cuento?… mi amor. ¡Tu sí inventas!

—Yo quiero un millón de helados… Quiero que el agua del mar sea siempre tibia y quiero que todos los niños y las niñas sean como yo, para tener siempre con quien jugar.

Gentilmente, con ternura, la madre tomó la mano del hijo mongoloide.

—Vamos a la casa, mi amor. Vamos.

—Deseo, quiero y ordeno —sentenció Adán casi en un murmullo


26 Sep 2010 13:42
Perfil Email
Senior Member

Registrado: 31 Dic 1969 19:00
Mensajes: 4526
Ubicación: .
Nota YO SOY
YO SOY

La pelota giraba locamente sobre la mesa. La detuve de un manotazo, me ponía nervioso; sentía en su vertiginosa rotación el paso del tiempo. Irónico, ¿no? El paso del tiempo. Como si yo no fuera el propio tiempo, yo y mis consecuencias. Sin causas, ni razones; sólo el devenir de los instantes. Afuera llueve, nieva, sopla el viento, calcina el sol; un continuo parpadeo de la eras. Agarro nuevamente la pelota y la aprieto con fuerza. Dos minutos. Dos siglos. El Big Bang y la consumación entrópica del Universo. Millones de eones de evolución cósmica y orgánica. ¿Soy yo, o es sólo un mero reflejo de mis pensamientos pasados? Me agito inquieto en la silla y mis huesos sienten el peso de una carga intolerable. Las ecuaciones todavía giran en mi mente, enganchadas a las neuronas. La posibilidad era teoría, ahora la teoría es práctica. La práctica es mi realidad. Sólo faltan unos instantes, aunque mi reloj se ha detenido. El Universo en expansión fluye como un ente viviente ante mis ojos congelados, suelto la pelota y ésta rebota silenciosa hasta tropezar contra la puerta. A mi alrededor las estrellas se encienden y se apagan como bombillitos de navidad, ¿y el arbolito?, ¿y la navidad?, ¿y el Homo sapiens? Sólo hay tiempo y su devenir inexorable.


26 Sep 2010 13:50
Perfil Email
Senior Member

Registrado: 31 Dic 1969 19:00
Mensajes: 8286
Ubicación: Chile
Nota Re: NEGATIVO
que shuper!


26 Sep 2010 20:47
Perfil Email WWW
Senior Member
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Dic 2007 05:35
Mensajes: 1847
Ubicación: .
Nota Re: NEGATIVO
la segunda historia fue como un resumen de un parrafo de un cuento puntual de asimov

Agradable lectura


27 Sep 2010 10:11
Perfil Email
Senior Member

Registrado: 31 Dic 1969 19:00
Mensajes: 4526
Ubicación: .
Nota Re: NEGATIVO
"Esta mañana fue hallado en su casilla el cadáver del cuidador del cementerio local..."

¡Ah! Nada más caminar entre tumbas aquí y allá, saltando sobre algún túmulo erosionado por los años, entre las risas de las jaurías salvajes, que vienen de la estepa ahora casi desierta de animales. Corro, me caigo, me levanto, me caigo; a lo lejos las torres de lo que parece una población.
El sol que cae. La noche con sus temores innominables se alza casi violentamente. Las nubes violetas presagian lúgubres un misterio acercándose...

"Se cree que falleció como resultas de una mordedura de serpiente venenosa..."

Corro para llegar al pueblo que diviso a lo lejos. Me lastimo los pies al saltar la derruida pared del cementerio. Me hieren los oídos las risas de las fieras en su festín al otro lado de la colina oscura, aún más el temor de mi destino si me descubrieran. Llego a lo que fue un camino asfaltado. Salto sobre un poste de luz caído y corro huyendo de la noche tormentosa, misteriosa, atrayente, hacia el sol ensangrentado, al villorrio silencioso, conocido por la maldad de sus hombres, hoy y siempre.

"Sobre su mesa se halló una nota explicando que debido a la tormenta del día anterior se habían caído los postes de luz y teléfono...”

Intento llegar al púrpura sanguinolento, que lentamente muere y se esfuma tras la sombría aldea. Me abro paso a través de las risas, mis miedos y los postes caídos.
Corro, las gotas de los charcos, que estallan a mi paso, caen por mi frente; de tan espesas me molestan. Estoy empapado de aguas estancadas, aceitosas.
Troto, extenuado tropiezo y me levanto con esfuerzo. Sigo avanzando tambaleándome, respiro aprisa, me asfixio. Abro la boca buscando aire.
Llego al poblado. Tengo una expresión atemorizada y fatigada; la del que huye de males y temores desconocidos. Hay un bar, que libera por sus puertas y ventanas la música disonante del jazz, luz y tibieza. Entro, trato de llamar la atención de alguien...
Corro de aquí para allá, hago ruido y salto. Me enloquecen las risas ebrias de los hombres y mujeres que se burlan de mí. Solo provocan carcajadas mis esfuerzos de decirles que...
Un último intento, hacerme entender...
—¡No me muerdas! ¡Fuera de aquí! —y me patea.
—¡Miren la espuma! —alguien salta alejándose.
—¿Estará rabioso? —otra voz aterrorizada...
—¡Mátenlo! —gritan.

"...entonces envió al pueblo, a pedir ayuda, a su perro..."


27 Sep 2010 19:06
Perfil Email
Senior Member

Registrado: 31 Dic 1969 19:00
Mensajes: 4526
Ubicación: .
Nota Huecos en la Estanteria
Me sorprendió ver ese hueco en la estantería. Acerqué la escalerilla y subí hasta situarme a la altura del vacío. Viendo los libros que le rodeaban, todos de William Hope Hodgson, no me costó mucho adivinar el título del volumen: se trataba de una edición primeriza de "La nave abandonada". Contemplé con extrañeza esa ausencia. Ese era el libro favorito del abuelo. Él lo podía declamar de memoria, por lo que no lo solía sacar del estante.
Pero no estaba.
De repente, en una balda cercana, otro libro empezó a desvanecerse. Pude leer su título antes de que desapareciera: "El horror de Dunwich". Sentí cómo algo se rompía dentro de mí, algo cercano y en extremo doloroso.
Cuando mi hermana entró en la biblioteca la noticia no me tomó por sorpresa: el abuelo había muerto. Salí de la enorme habitación. Todas sus estanterías estaban ahora vacías.


27 Sep 2010 19:11
Perfil Email
Senior Member
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Dic 1969 19:00
Mensajes: 5403
Ubicación: Tantas........... y a la vez...
Nota Re: NEGATIVO
Un agrado, como siempre, mi queridisimo...


28 Sep 2010 16:39
Perfil Email WWW
Senior Member

Registrado: 31 Dic 1969 19:00
Mensajes: 1560
Ubicación: .
Nota Re: NEGATIVO
weno weno, ohh todavia te debo una chela....


30 Sep 2010 11:05
Perfil Email
Senior Member

Registrado: 31 Dic 1969 19:00
Mensajes: 4526
Ubicación: .
Nota mAS vALE TARDE...
Juan García había sido toda su vida muy presuntuoso. Siempre le había gustado destacar en cualquier cosa, fuera ésta importante o nimia, y ya desde muy pequeño había procurado por todos los medios a su alcance llamar la atención de la manera que fuese, sin parar en mientes acerca de si, como afirma el refrán castellano, daba en el callo o en la herradura... Porque el bueno de Juan, tosco hasta la exageración, no era precisamente un Petronio en lo que a la finura de su comportamiento social se refería.

¡Qué se le iba a hacer! El pobre no era consciente —o si lo era procuraba ocultarlo celosamente— de que, antes que un gracioso, era tan sólo un pobre patán que espantaba indefectiblemente a todo aquél a quien pretendía atraer. Y, claro está, se quedaba con treinta y una de mano en todo lo referente a sus desesperados intentos de ser el centro de atención de su entorno.

Como además de su falta de ingenio y de modales Juan nunca llegó a descollar ni en el trabajo ni con los amigos, no es de extrañar que el pobre acabara completamente frustrado. En compensación a estas carencias era, eso sí, bastante lanzado, por lo que un buen día se lió la manta a la cabeza, rompió con todo lo que había sido hasta entonces su vida, y se enroló en un barco mercante del cual ignoraba nombre y destino.

Durante varios años vagó por medio mundo razonablemente satisfecho de su nueva vida; y es que, en medio de un ambiente tan tosco como en el que ahora se movía, no es decir que llamara la atención, eso no, pero cuanto menos no desentonaba demasiado... Y ya era algo.

No obstante, seguía sin estar satisfecho. Así que, tras una noche de borrachera, decidió no volver al barco marcando así una nueva etapa en su vida. Quiso el azar que se encontrara en Port Moresby, la capital de Nueva Guinea, al igual que podría haberle ocurrido en Valparaíso, Ciudad del Cabo o Shangai... Que estas son las ventajas de todo aquél que obra sin pensar frente a los que, por el contrario, meditan antes de adoptar cualquier decisión.

Port Moresby no era el mejor lugar del mundo, pero tampoco necesariamente el peor... Y contaba además con una nutrida población indígena, muy poco moldeada todavía por la cultura occidental, ante la que Juan podría lucirse mucho más de lo que consiguiera frente a sus antiguos compañeros. Estaba satisfecho, sí, pero...

Su siguiente arrebato le llevó al interior de la isla en busca de indígenas sin civilizar ante los que pudiera destacar todavía más, ya que los aculturados papúes de la costa todavía se le antojaban demasiado sofisticados para su reducido intelecto. Partió, pues, hacia las remotas y casi inexploradas comarcas cubiertas de selvas vírgenes entrando finalmente en contacto con una tribu primitiva que le acogió dispensándole honores divinos.

Había triunfado al fin; lo malo, fue que estos aborígenes resultaron tener un concepto de la divinidad bastante peculiar que a Juan no acabó de convencerle del todo... porque sus fervorosos fieles, impacientes por poder disfrutar de los dones emanados de su benéfica protección, decidieron no esperar a que su nuevo dios falleciera de muerte natural, ayudándole en el gozoso tránsito para poder así rendir culto a sus sagradas reliquias de forma inmediata.

De esta manera, y durante muchos años, el cráneo del infortunado Juan, engarzado en el ápice de un tótem ritual primorosamente labrado, fue objeto de piadosa veneración por parte de sus adoradores, llegados incluso desde remotas tierras al reclamo de su bien merecida fama de santidad. Era para estar orgulloso de su triunfo, como todavía lo fue más que, tiempo después y merced a los buenos oficios de una prestigiosa expedición científica, el citado tótem, con la calavera divina incluida, pasara a ocupar un lugar de honor en las vitrinas del Museo Etnográfico de París, uno de los más prestigiosos de todo occidente... porque ya no eran salvajes melanesios los que rendían culto a Juan —a lo que quedaba de él— , sino refinados europeos los que se admiraban ante la gran valía artística del preciado objeto, convertido desde el mismo momento de su llegada en la joya del museo; ciertamente, nadie podría haber esperado más. La pena, es que tal reconocimiento universal le viniera al pobre un poquito —sólo un poquito— tarde.


18 Oct 2010 14:37
Perfil Email
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 9 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 8 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
©2010 AUDIOMUSICA S.A.
Todos los Derechos Reservados
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group.